lunes, 15 de junio de 2015

Análisis de la práctica evaluadora

Los docentes enseñan creando situaciones de aprendizaje. El proceso de aprendizaje tiene asociado la evaluación de ese mismo proceso y los logros conseguidos. Resulta por tanto una actividad esencial. Se nos plantea en el mooc dos perspectivas sobre la introspección referida a la misma: una particular y otra general, de centro. Si empezamos por esta última, podemos responder que quien evalúa normalmente en el centro son los docentes sobre todo. También la administración educativa desde los resultados de aprobados y suspensos donde se comparan las medias por cada asignatura, en el centro, en toda la comunidad, y por zonas geográficas. También existen las pruebas externas, CDI, en 3º de ESO, que permiten establecer una lista de los centros con mejores resultados.


Lo que se evalúa: tanto el saber hacer como el saber propiamente dicho. Tal vez éste en mayor medida. De igual manera, se tienen presentes las actitudes, el interés del alumno. El cuándo: se evalúa diariamente, al final de una o varias unidades, al final del trimestre y del curso. El cómo o las herramientas de evaluación: se emplean exámenes escritos; plantillas de observación y a veces rúbricas. En este momento desconozco que se empleen otros procedimientos.



En lo que a mí respecta, mantengo por un lado la evaluación de contenidos mediante exámenes, que pretendo reducir, en la que replican una o varias unidades, así como actividades y tareas que realizamos normalmente en clase en la que se valora al alumno según las competencias, en tanto que aprendices actuando. Por otro lado estoy introduciendo cambios en la metodología, que implican crear más situaciones de aprendizaje, unos aprendizajes sobre todo activos, reduciendo la evaluación del saber, por el de competencias. Y a la evaluación del docente, estoy sumando la auto-evaluación y la evaluación por por iguales, co-evaluación.


 Para ello estoy introduciendo el uso de rúbricas, que he puesto en práctica, todavía no de forma generalizada y precisa, en la ESO y en el Bachillerato. De igual manera, en esta línea, me gustaría emplear portafolios, que observo que proporcionan junto a las anteriores, un mayor nivel de satisfacción. La evaluación resultaría así, más completa que anteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada